14 de octubre de 2013

C'est la fin, mais la fraîcheur se poursuit.


Este blog comenzó en Enero del 2008, justo al final de un periodo rarísimo de mi vida, de cuatro meses de ermitaño (sin internet, y prácticamente sin salir a ver gente). Su apogeo fue durante todo el 2008 y el 2009.
La realidad es que murió en el 2011 y todavía hace meses seguía re-diseñándolo un poco, planeando seguir posteando. Finalmente me dí cuenta que ya no soy exactamente la misma persona que lo empezó, me pasaron mil cosas en los últimos dos años y tengo ganas de hacer cosas nuevas. Leo muchos de esos viejos posts y me reconozco a mi mismo en ese momento, pero mi versión presente ha cambiado un poco. Y si bien, definitivamente sigo siendo el mismo ridículo transeúnte, y quiera hablar de algunas de las mismas tonterías, tengo una necesidad de intentar abordarlo de una manera diferente. Por consiguiente, ponerle un fin formal a este blog me parece lo más apropiado. Hay geniales recuerdos acá y aquí se quedaran para cuando los quiera volver a visitar (no entiendo a la gente que elimina blogs donde han escrito tanto, hay que dejar existir a sus propios seres pasados).

Algunos highlights del Diario de Menta:
Por supuesto, no vendría a cerrar esta puerta, sin abrir otra primero. Voy a retomar la idea de escribir algo regularmente para aquellos a los que le interese, pero esta vez en un formato diferente: Un newsletter. Me gusta escribir cartas e incluso un mail se siente un poco más cercano que un post en un blog/sitio. Escribiré sobre algunas de las mismas cosas (cine, música, libros, comics, series) y sobre cosas nuevas. Asi que si les copa, los invito a pasar:





Calculo que estaré mandando el primer mail este viernes y en un principio será semanal la cuestión.
También me pueden seguir en Twitter o Facebook (o en mi sitio), donde podrán enterarse de alguna cosa nueva que esté haciendo.

Gracias a todos los que alguna vez pasaron por acá y se quedaron a leer. Nos vemos por ahí, que esto recién empieza.

0 nuevos sabores:

Publicar un comentario en la entrada

Algunos derechos reservados